Masaje para embarazadas

En el embarazo, la mujer puede sentir dolor a nivel músculo-esquelético y problemas en el sistema circulatorio, debido a los cambios que se generan durante este.

Yo como profesional recomiendo el Shiatsu (Masaje Japonés), o drenaje linfático, dependiendo de lo que se le tenga que tratar.

Animo a la mujer que está esperando un hijo que se cuide no solo a nivel estético, sino a nivel psicológico, energético y que, si siente dolor en la espalda, riñones, piernas cansadas, hinchadas, etc. se cuide y pruebe uno de estos dos masajes dependiendo de lo que le pase en ese momento.

Por mi experiencia con mujeres embarazadas puedo decir que el Shiatsu les ayuda mucho a todos los niveles y es muy recomendable, a ellas se les trabaja de lado, en un futón, en un ambiente de relax total para que puedan conectar con ellas y se encuentren como en su casa. El futuro bebé, también de alguna forma siente todo lo que se le hace a la futura mamá, así que es muy beneficioso para ellos también.

El drenaje linfático, como su nombre indica sirve para drenar y se utiliza en esta ocasión para piernas cansadas, hinchadas, calambres, etc.

Se trabaja con la mujer en decúbito supino, en camilla, hay mucha confusión entre masaje drenante o drenaje linfático, lo cual no es lo mismo, existe mucha desinformación entre ambos y hay que tener muy clara cuál es la diferencia entre ellos.

En breve escribiré un artículo para que todo el mundo sepa la diferencia entre ellos

Contraindicaciones:

Todo masaje requiere de una persona que sepa bien lo que está haciendo y con experiencia, aconsejo no darse masaje hasta que no pase los tres primeros meses de embarazo.

Si quieres más información, estaré encantada de atenderte sin compromiso.

Deja un comentario