Cuerpo y Mente

reflexión

Vivimos en un mundo lleno de estrés, problemas y prisas en el que estamos muy entretenidos, y esto hace que no tengamos tiempo para parar y pensar qué estamos haciendo con nuestra vida. Cada uno de nosotros tenemos nuestro aprendizaje de forma individual, pero casi nadie seda cuenta de que el sufrimiento del ser humano viene de no comprender porque ocurren las cosas, no nos paramos a conocernos solo nos lamentamos y responsabilizamos a los demás de cómo nos va la vida.

Ahora de forma global nos están parando no a nivel económico y social, sino a niveles mas profundos, tenemos que olvidarnos de estar tan entretenidos y saber vivir de otra forma, esto puede ayudar a ver cosas más allá de lo que está ocurriendo o simplemente quedarnos en que es un virus y cuando pase volver a nuestra rutina diaria y dejarlo en el olvido.

A veces hay que tomar medidas drásticas para que tomemos conciencia de la vida que llevamos y si realmente esa es la vida que queremos tener, o simplemente la tenemos porque nos sentimos atrapados en las emociones y eso no nos deja ser libres. La vida es una escuela para aprender y liberarnos, Las experiencias son aprendizajes muy duros en ocasiones, pero a veces nos ayudan a cambiar nuestra vida.

El sufrimiento viene de la no comprensión, pero en la medida en que lo comprendemos y aceptamos, el camino del sufrimiento pasa al del conocimiento, pero esto es difícil verlo porque estamos dormido y actuamos desde nuestra realidad entrando en el conflicto, los miedos, la culpa.

Todo ocurre por una razón y nada es lo que parece ser. Tomemos esta situación con calma; si os dais cuenta, nos han cerrado todo lo que es ocio dejando abierto lo que realmente es importante, es un tiempo para reflexionar y hacer cosas que cuando trabajas no puedes hacer porque siempre tenemos en nuestra boca la frase «no tengo tiempo», pues señores ahora si lo hay, así que vamos a dejar de decir qué aburrimiento y sacarle la parte positiva a todo esto, que os puedo asegurar que la tiene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *