Reflexión

Se acerca la Navidad, son una fechas entrañables, reuniones
familiares, compras, cenas especiales, regalos, y todo está bien, pero
donde dejamos ese espacio para nosotros mismos.
 Conocernos, debería de ser
nuestra meta, merece la pena, pero a la
vez es muy duro y no todo El mundo está preparado, Hacer un alto en
el camino, Si comprendiéramos porque ocurren las cosas , no existiría
tanto sufrimiento, Los apegos, las expectativas en la vida sino se
cumplen nos produce sufrimiento, buscamos la felicidad , necesitamos
estar entretenidos para no pensar y comprender, que la verdadera
felicidad, está dentro de nosotros, Estamos muy dormidos , no tenemos
conciencia de lo que nos ocurre, cada uno de nosotros vive su realidad
, pero eso no quiere decir que sea real, porque todo está movido, por
nuestras emociones, y sentimientos