La Alimentación desde la Medicina Tradicional China

La
Medicina Tradicional China (MTC) tiene el propósito de proteger la vida
humana preservando las condiciones en las que se desarrolla y
defendiendo la lógica de que la mejor cura de la enfermedad es la
prevención. Se considera también una medicina holística que parte de la
idea de que no existen enfermedades, sino enfermos y tiene en
consideración no solo lo que sucede en cada órgano, sino también en el
organismo, la manera de manifestarse, como responde a las influencias
externas y a los estímulos del entorno.



Desde el punto de
vista de la MTC, La alimentación es al mismo tiempo un punto clave para
el desarrollo y cura de enfermedades ya que como dijo Ludwig Feuerbach
<<somos lo que comemos>>.

El presente artículo se
centrará en la clasificación de los alimentos y sus beneficios para el
órgano al que se corresponde en cada caso. Los alimentos se pueden
clasificar:


1.-SEGÚN SU SABOR: 

Cada sabor, en cantidad moderada tonifica el órgano correspondiente y en exceso lo daña. 

 

-Ácido:
Tonifica el elemento madera que se relaciona con el hígado y vesícula
biliar. Es útil en la pérdida de líquidos orgánicos (vómito, diarrea,
sudor excesivo, hemorragias), evita el estancamiento, Desintoxica y
alcaliniza.

-Amargo: Tonifica el elemento fuego que se relaciona con el corazón e intestino delgado. Favorece la digestión.

-Salado:
Tonifica el elemento agua que se relaciona con el riñón y la vejiga.
Cuando se habla de salado se refiere al alimento en sí y no a añadir sal
en las comidas.

-Dulce: Tonifica el elemento tierra que
se relaciona con el estómago y bazo. El dulce en cantidad moderada
armoniza, refuerza, tonifica y promueve la producción de líquidos
orgánicos.

-Picante: Tonifica el elemento metal que se
relaciona con pulmón e intestino grueso. Actúa directamente sobre la
energía de los órganos a los que se refiere.

2. SEGÚN SU COLOR:

– Rojo: Tiene afinidad por el Corazón tonificando su energía y promoviendo la circulación de la sangre.

-Amarillo, naranja, marrones: Tienen afinidad por el Bazo/Estómago.

-Blanco: Refuerzan y purifican el Pulmón e Intestino Grueso.

-Negro: Tienen afinidad por el riñón y la vejiga, nutren la energía más profunda del organismo y la sangre.

-Verde: Tienen afinidad por el Hígado, tonifican la sangre y desintoxican.

 3. SEGÚN SU NATURALEZA

 -Frescos y fríos: Enfrían, Calman, sedan, nutren y su exceso puede dar lugar al estancamiento de la sangre y energía.

-Neutros: Equilibran, armonizan y estabilizan el organismo.

-Calientes y templados: Calientan, Secan y son útiles en síndromes como: fatiga, frío, éxtasis de sangre y energía.

Por
lo tanto, podemos decir que el objetivo de la alimentación, desde la
Medicina Tradicional China, es la de prevenir, y tratar desequilibrios
tanto a nivel físico, como psicológico y energético de una forma
integral para llegar a conseguir el equilibrio entre el yin y el yang,
cuando estos dos no se encuentran en equilibrio se produce la
enfermedad

Deja un comentario