El eccema es una reacción inflamatoria que acompañada de  enrojecimiento, escozor y picor en la piel que, además, puede ir acompañado de  ampollas o vesículas llegando a poder supurar. Esas vesículas pueden formar costras y escamas. Los eccemas suelen ser de origen alérgico o microbianos.

Desde la medicina convencional existen cremas con corticoides, que en un principio cuando se utiliza parece mejorar, pero a lo largo del tiempo,no es así, y cuando dejas los corticoides suelen salir con más fuerza. 

Hay muchos tipo de eccemas, provocados por distintas causas. El eccema no es contagioso. Con el tiempo puede empeorar o mejorar, pero suele ser de larga duración.

Desde la Medicina Natural se trata obteniendo muy buenos resultados, siempre hay una causa emocional, yo trabajo a la persona en su conjunto, y además no se puede tratar desde fuera sólo, sino desde dentro, cuando el eccema está en la piel es porque el cuerpo está trabajando para eliminar del interior tóxicos, se dice que la piel es la tercera vía de eliminación, por ello es importante no tapar el eccema con cremas de corticoides. Se que es complicado comprender esto y que queremos guardar todo dentro, porque es un problema molesto, y por la estética, pero debemos de comprenderlo y cuidarnos en muchos ámbitos, la alimentación será un factor muy importante, pero este será distinto para cada persona saber realmente la causa del eccema y combatirlo no es imposible.

El eccema desde la Medicina Tradicional China pueden ser por múltiples causas, hay que estudiar a la persona para saber realmente que causa lo está provocando, hasta entonces será complicado quitarlo. Muchas veces desaparece el eccema, pero no quiere decir que el no verlo el eccema esté curado, y a veces esto puede dar lugar a otros tipos de problemas como el asma, pues desde la Medicina Tradicional China, dependiendo de la causa y de como se trate se llegará a la curación o a empeorar.

El eccema no es contagioso. La causa es desconocida. Es probable que sea causada por factores genéticos y ambientales. El eccema puede mejorar o empeorar con el tiempo, pero a menudo es una enfermedad de larga duración. Las personas que la padecen también pueden llegar a tener fiebre del heno y asma.

Las fotos indican el proceso que esta mujer tuvo hasta su total curación. Podéis observar una piel bastante castigada por los eccemas continuos, hasta que empezó a tratarse con técnicas naturales.